+34 91 510 34 00 miércoles, 26 de julio de 2017

Icíar Montes nombrada Seleccionadora de España en categoría femenina absoluta.


"Tenemos jugadoras nacionales al más alto nivel, y cualquier país desearía un equipo como el nuestro´´ afirma la nueva seleccionadora.



La FEP no podía estar más de enhorabuena, ya que añadirá a su magnífico equipo a toda una leyenda de la pala, Icíar Montes.  La madrileña, con un palmarés increíble y tras haber sido una de las mejores jugadoras de la historia de este deporte, anunció su retirada el pasado 24 de diciembre de 2014 a través de las redes sociales. Esta temporada volverá a la moqueta para guiar a la selección femenina a lo más alto, ejerciendo de seleccionadora femenina de España en la categoría absoluta.

Icíar Montes ya tuvo la oportunidad de dirigir brevemente al combinado nacional en 2004. Sin embargo, tras once años ha añadido más experiencia a su currículum como deportista. ¨Estoy contenta por supuesto con el nuevo cargo, pero también es mucha responsabilidad, ya que a veces puede ser un trabajo algo ingrato, porque hay que tomar decisiones en las cuales algunas personas  van a salir perjudicadas y otras beneficiadas¨. Respecto a la experiencia con la que cuenta, Icíar se mantiene cauta, ya que de forma humilde explica que todavía tiene mucho que aprender. ¨Es muy distinto ser jugadora a ser entrenadora, coach o seleccionadora, por lo tanto tendré que ir aprendiendo, cometeré errores que espero que con la ayuda de los técnicos sean los menos posibles. Mi cometido será apoyar mucho a las jugadoras para sacar su máximo rendimiento en la pista¨.

Una de las grandezas de esta jugadora ha sido la de haberse mantenido tantos años en la élite del pádel, pero no hay que olvidar que comenzó su andadura en este deporte a los dieciocho años, ya que antes practicaba tenis. La pasión por el deporte se la inculcó su padre, José María, y ya a los cuatro años sostenía una raqueta en sus manos. ¨Jugué varios partidos de tenis a nivel nacional, pero a los dieciocho años estaba más centrada en mis estudios. Por aquella época comenzaron a construir pistas de pádel en diferentes clubes, como Puerta de Hierro o Club de Campo entre otros. Uno de ellos fue el Club de Tenis Chamartín, que era donde yo jugaba. Allí tenía a mis amigas Belén Castrillo o Araceli Montero jugando al pádel, con lo que me empecé a enganchar poco a poco¨.

Para llegar a ser cinco veces campeona del mundo, tres veces mejor jugadora del circuito y estar doce años en el número uno del ranking, Icíar ha tenido que vivir muchos momentos buenos y otros no tanto. La pedimos que se intente quedar con algunos de los que ha vivido en sus más de 20 años de carrera profesional. ¨Me quedo con muchos momentos, y no todos de los que la gente considera positivos, sino de enfrentarme a mis miedos. Gané mi primer Mundial en 1998 con Araceli Montero y  en mi casa antes de ir al aeropuerto no quería subir las maletas al coche. El Mundial era en Argentina, Mar del Plata, y la razón era que me daba muchísimo miedo no estar a la altura de lo que se esperaba de mí, ese miedo a conseguir tus sueños que te atenaza. El otro momento con el que me quedo tuvo lugar en 2010, cuando gané el Mundial con la Selección Española, y en parejas con Patty Llaguno. Fue sin duda el colofón a mi carrera deportiva¨.

Al haber competido durante tantos años, Icíar cuenta con un gran puñado de anécdotas. Sin embargo, hay una que nunca se la olvida y que transcurrió en un caluroso día de verano en Málaga. ¨Salí del hotel en el que estábamos para jugar las semis del PPT con las chanclas y la ropa de deporte puesta, pero se me olvidaron las zapatillas. Cuando me di cuenta ya estábamos en el club y no podía volver a por ellas, pues estaba muy lejos. Al ser muy bajita no encontraba nadie que me pudiera dejar unas zapatillas de mi número, lo pasé fatal. Al final conseguí que me dejaran unas y a 180 pulsaciones y sin calentar jugué los primeros quince minutos de partido¨.

La jugadora madrileña se retiró en dos ocasiones antes de esta última retirada definitiva. Una en 2002, donde puso rumbo a Brasil, y otra en 2008, cuando junto a su hermano, un pilar básico en su carrera profesional, decidió abrir una escuela de pádel. Lo increíble es que tras abandonar dos veces las pistas, en ambas ocasiones volvió para estar otra vez en la élite. ¨Las decisiones las tomé de corazón, cuando lo dejé las dos veces lo hice porque no encontraba la suficiente motivación. Soy una persona que profesa un profundo respeto por la competición y sentía que no tenía el suficiente compromiso para entregarme al cien por cien en cada entrenamiento o partido. Pero en la otra cara de la moneda, cuando volví la decisión también la tomé de todo corazón, no sabía hasta donde podría llegar, pero si sabía que volvía para darlo todo sin reservas¨.

La carrera de Icíar Montes, no se puede entender sin sus compañeras en la pista, que la han acompañado en sus triunfos. Pedimos a la nueva seleccionadora que nos diga algo sobre cada una de ellas. ¨De Araceli Montero, mi primera compañera, con la que empecé en 1993, me quedo con el aguante que tuvo cuando yo todavía no era una persona muy madura emocionalmente, con lo cual me soportó muchas impertinencias en la pista. Era una compañera que tenía una capacidad innata para recuperarse de las lesiones y volver más fuerte¨.

En cuanto a Belén Castrillo, su compañera en 1997, Iciar le agradece ¨La implicación que tuvo esa temporada y como me conseguía sacar siempre la sonrisa. En cuanto a Carolina Navarro (1999 a 2001), ¨hice probablemente una de las mejores parejas del momento y casi de la década. Me quedo con su pasión en la pista¨. Cuando le toca hablar de Neki Berwig (2002; 2005-2008), expresa su admiración y señala que ¨ha sido un espejo en el que mirarme para ver todas esas cosas que yo tenía que cambiar para seguir creciendo como persona y también como deportista¨.

Entre 2004 y 2013 compartió pista con Paula Eyheraguibel, de la que destaca ¨su sacrificio y su capacidad de entrega muy alta¨. Patty Llaguno, compañera de Iciar Montes en 2010 y 2011 ¨me pilló en otra época de mi carrera y puedo decir que es puro talento y esencia de pádel¨.

De Cata Tenorio (2012) afirma que ¨es la compañera más polivalente que existe en el circuito a día de hoy¨. Las últimas palabras se las dedica a la que fue su última compañera en el circuito, Alejandra Salazar. ¨Está ahora mismo en su pico de carrera y espero que lo aproveche al cien por cien, ya que está preparada para conseguir lo que se proponga¨. 

La magnífica jugadora reseña a modo de resumen que de cada compañera ha aprendido cosas muy diferentes y a todas ellas siempre les ha pedido compromiso ciego con el equipo, requisito que según ella es el más importante a la hora de jugar codo con codo con alguien, además del feeling que ha de surgir entre las dos de forma natural.

El mayor cambio que ha observado la ex jugadora en el mundo del pádel se ha producido a nivel de practicantes y de conocimiento para el gran público, no así en el deporte en sí, puesto que ella ve la evolución lógica de cualquier deporte. ¨Las pistas ahora son asequibles para todo el mundo cosa que antes no se veía ya que eran clubes privados. Respecto al pádel en sí, ha seguido la evolución de cualquier deporte, ya que las técnicas de entrenamiento evolucionan, la alimentación, la preparación, los técnicos están más preparados.”

Por lo tanto, remarca el cambio experimentado en ese aspecto, pero por otra parte Icíar piensa que se trata de ¨algo natural. Lo que sí que veo es que en los próximos tres o cuatro años va a cambiar algo más, ya que han mejorado mucho los puestos intermedios, esos jugadores que ya son profesionales y que están cerca de los que ahora están encabezando este deporte, que llevan casi una década ahí arriba¨.

En los dos últimos mundiales en los que ha competido España, la Selección Femenina se ha conseguido llevar la victoria, tanto en 2010 en Cancún (México) como en 2014 en Palma de Mallorca (España). Este año en el que se prevé que haya Mundial, la nueva seleccionadora nos comenta sus pronósticos. ¨Potencialmente tenemos a jugadoras nacionales al más alto nivel y cualquier país desearía tener un equipo como el nuestro. Luego en que hagamos las cosas bien a nivel de técnicos o que estemos a nuestro máximo nivel como combinado dependerá si podemos reeditar títulos o no¨.

En palabras de Araceli Montero, primera compañera de Icíar en el circuito, la jugadora madrileña ha conseguido llegar a la cima en ambos lados de la pista con jugadoras de distinto perfil y personalidad. Esta característica puede ayudar a la nueva seleccionadora en su trabajo para formar a un equipo campeón y reeditar los títulos que consiguió como jugadora. ¨Espero que sea una cualidad que me ayude en mi trabajo. Pero todavía tengo mucho que aprender, ya que no es lo mismo lidiar con una persona sola que con un grupo entero, en el que hay egos diferenciados¨.

Cuando Icíar no se encuentra jugando a la pala, le encanta estar en contacto con la naturaleza y mantener una buena charla con sus amigas. ¨Me gusta andar, realizar rutas por la naturaleza, no tiene que ser siempre todo a nivel de competición, sino también de una forma relajada. También compartir un café con amigas y charlar de diversos temas¨.

Por último, le pedimos a esta leyenda del deporte que nos confiese sus deseos para esta temporada 2016 que está a punto de empezar. ¨Que nos sintamos bien y disfrutemos de lo que hagamos".

Desde la FEP transmitimos ese mismo deseo a esta extraordinaria deportista y toda la suerte del mundo para esta nueva singladura que se le presenta. Si su rendimiento como seleccionadora alcanza sólo la mitad del que obtuvo como jugadora, la selección femenina tiene el éxito asegurado.